• @TorosDeTijuana

NOTICIAS

TIJUANA, Baja California (TorosDeTijuana.com-Armando Esquivel) 6 de agosto del 2017 - El estadio Gasmart se rindió ayer a su hijo pródigo para brindarle una emotiva despedida a Óscar Robles previo al tercer juego de la serie entre Toros de Tijuana y Sultanes de Monterrey.

La ceremonia inició minutos antes del duelo en el diamante y la figura principal fue el ex jugador de Grandes Ligas quien estuvo acompañado de su esposa y sus tres hijos para recibir los honores, ante la fiel afición que se dio cita desde temprano para acompañar al ídolo en su despedida como pelotero profesional con los Toros de Tijuana.

La producción del estadio proyectó varios emotivos videos en los que se hizo un recorrido por lo mejor de la carrera del tercera base tijuanense que llegó a jugar con Dodgers de Los Ángeles y Padres de San Diego.

El propio Robles fue el encargado de lanzar la primera bola y lo hizo acompañado de su familia, mientras su hija se encargó de recibir el perfecto lanzamiento.

Sus compañeros de equipo no podían quedarse al margen de los festejos en este día tan especial y lo recibieron con abrazos y la foto del recuerdo, para despedirlo con el tradicional “túnel”.

También los Sultanes de Monterrey se unieron al reconocimiento y uno a uno pasaron a rendir tributo al compañero de profesión que dijo adiós.

Robles recibió un reconocimiento por parte de la directiva, pero sin duda que el mejor regalo fue el aplauso de la afición reunida en los amigables confines del estadio Gasmart.

Ya en el juego, el tercera base estuvo en la alineación titular cubriendo la primera base y como séptimo en el orden al bat.