• @TorosDeTijuana

COLUMNAS

  • Ruidos del Dugout
    Juan Ángel Ávila
    • Lunes 11 de Septiembre del 2017 1:04 PM

No recuerdo a un equipo que haya logrado coronarse en cualquiera de las dos ligas grandes de México utilizando el mínimo de extranjeros permitidos como lo han hecho los Toros de Tijuana, nuevos monarcas de liga mexicana de béisbol.

Si, el equipo de Pedro Mere solamente tuvo en su roster durante todo el año al receptor Juan Apodaca, los jardineros Corey Brown, Cyle Hankerd y Dustin Martin, el italiano Alex Liddi y el relevista Juan Sandoval.

El trabajo de la directiva encabeza por Alberto Uribe junto a Jorge Campillo, Óscar Romero y el manager Pedro Mere es de resaltarse pues se debe tener gran coordinación para poder evaluar y paciencia para mantener la base extranjera.

Otro factor a favor de los Toros que ganaron 76 juegos en rol regular y otros 12 en postemporada para conseguir la primera corona de la organización fronteriza fue que ninguno de los extranjeros mencionados se lesionó o se fue por haber agarrado contrato en Estados Unidos o Asia.

El buen trabajo de scouteo, excelente dirección de Pedro Mere y mantener la consistencia día tras día llevaron a la otra orilla al club más dominante en LMB 2017.

Mención aparte para Jorge Campillo y su gran equipo de trabajo. Un grupo que ha cosechado frutos luego de algunos años invirtiendo en el desarrollo y cambiándole la cara al equipo grande.
MERE, CAMPILLO Y ROBLES
Para el piloto veracruzano ha sido la segunda corona. Obtuvo como manejador interino la serie del rey en 2012 levantándose de un 0-2 en contra ante Rieleros. Ganaron los Rojos del Águila en 7 juegos.

Pedro llegó a mediados del 2016 a manejar a Toros luego de haber dirigido en sucursales del club tijuanense. Sustituyó a Luis Sojo. Ni más ni menos.

Ahora Mere tiene 2 campeonatos absolutos de LMB y uno de zona norte.

Y dentro del mismo tema de los “arquitectos” de Toros de Tijuana está el caso de Jorge Campillo que se retiró como jugador activo para tomar el puesto de director deportivo con la organización.

El “popeye” ha sido testigo por cierto de las dos ultimas ocasiones en que un club ha bateado cinco cuadrangulares en juego de serie final en LMB.

Estaba con Tigres cuando lo lograron en 2001 ante los Diablos Rojos y el domingo cuando los Toros “bombardearon” el parque de Puebla. Trinidad Robles, coach de primera base con Tijuana también fue testigo de ese día lleno de dinamita en el Foro Sol.
TODO EN BAJA CALIFORNIA
El 2017 el estado de Baja California se ha apropiado del beisbol mexicano. Los Aguilas de Mexicali ganaron el campeonato de liga mexicana del Pacífico.

Más adelante le tocó a los Marineros de Ensenada en liga norte de México adjuntarse una corona más para sus vitrinas.

Finalmente los Toros de Tijuana se “estrenaron” como monarcas en liga mexicana convirtiendo a Tijuana en la primera ciudad del país que tiene en su historia campeonatos en LMB y LMP.

Charros de Jalisco es el club que podría seguirle los pasos a los Toros pues representan la otra región que ha estado en ambos circuitos mayores del país.

17 temporadas como comentarista en español de los Padres de San Diego. Ávila estuvo presente en la cabina durante los juegos de playoffs de los Padres en 1998, incluyendo la Serie Mundial de ese mismo año, así mismo, durante los playoffs del año 2006. 20 temporadas en Liga Mexicana del Pacífico y 8 Series del Caribe. La temporada 2015 fue su primera como cronista de los Toros de Tijuana.

Juan Ángel Ávila COLUMNA: Ruidos del Dugout